Hola

Esta Escuela no es un estilo diferenciado del Jiu Jitsu, Ju Jutsu o Ju Jitsu. Es simplemente el resultado de más de treinta años de práctica.
Son bienvenidos todos aquellos que en la búsqueda del perfeccionamiento quieran, con buen Budo observar y aprender. Por mínimo que sea el conocimiento adquirido me alegraré de haberos ayudado.
Un respetuoso recuerdo para mi SENSEI JOSÉ MANUEL GARCÍA GARCÍA 9º DAN de JIU JITSU.
Un abrazo a mi amigo y Maestro, SOKE RAÚL GUTIÉRREZ LÓPEZ 10º Dan de Kenpo Fu Shih.
Un agradecimiento especial a HANSHI PEDRO R. DABAUZA 9º Dan de Ju Jitsu por su guía en mi Do.

ORIGEN DE LA RYU: Según palabras de mi Sensei, su primer maestro de Ju Jutsu fue Yoshitoki Inoue, allá por el año 1955. Lo promocionó a 1º Dan en 1957 y posteriormente a 2º en 1960. Sensei Inoue fue alumno de Nakae Masakatsu cuyos maestros a su vez pertenecía a la Yagyu Shingan Ryu Tai Jutsu y a la Shinkage Ryu. Como dato curioso O Sensei Ueshiba, fundador del Aiki Do fue alumno de Sensei Masakatsu. A 3º Dan lo promocionó en 1966 el maestro Ishiro Hakudo. No podemos olvidar que también es sensei de Judo (obtuvo el 1º Dan en 1958 con Sensei Misuno).
Sensei Juan José Izquierdo:
Mi Dojo original fue y es la Academia General Militar de Zaragoza donde nos titulamos cuarenta oficiales alumnos como los primeros monitores de Jiu Jitsu de España por el Consejo Superior de Deportes (podeis ver el título en entradas antiguas).
Obtuve el 1º Dan de Jiu Jitsu por la Federación Española de Judo y D.A. el 12/12/1982. Actualmente soy Kyoshi 7º Dan de Ju Jitsu.
Contacto: kokaryujiujitsu@gmail.com

27 ene. 2016

La explotación del Maestro

Queridos lectores: Hoy toca la contraria. Como podéis leer en otras entradas de este mismo blog, he criticado siempre a aquellos maestros que explotan al alumno no sólo en  lo que a competiciones se refiere sino a la compra innecesaria de equipo, a las matriculas, a las enseñanzas deficientes y un largo etcétera.

En esta entrada voy a dar una pincelada (negra) sobre aquellos alumnos (algunos ni lo son) que se aprovechan del buen nombre de sus maestros.
Hay un caso único que después de muerto  sus alumnos, aún después de bastantes años, viven de la imagen pública del que fuera su maestro. Si pensáis sabréis de quien se trata. Pero han hecho de todo. Fundaron un arte marcial atribuible a su sifu, editaron revistas, hicieron películas y... Pero lo que es honrar al que se fue ... poco o nada.
Otro caso es el de los iluminados que después de unos meses (algunos ni eso) se atreven a dar clase porque van a otro arte marcial y falsean el tiempo de enseñanza, convalidan un grado inexistente y enseñan técnicas de risa. El último caso que me encontré el de un chaval que decía que había practicado Muai Thai durante tres años con un "campeón del mundo" (de éstos hay montones) y no sabía ni mover la cadera para dar un golpe.
Otros casos, muy dolorosos para un maestro que se precie, es el abandono de un alumno meritorio y querido en el que habías depositado esperanzas de continuidad. Abandono por emancipación (renegando de su sensei) o por cese en la actividad. De este último caso tengo varias heridas que aún duelen. Del primero de los casos los he visto (tres recientemente) pero de otros maestros amigos míos.

A unos y a otros explotadores les tengo que decir que el honor y deber (giri) van inexcusablemente unidos a un practicante de artes marciales que sigue su DO (el que sea) y estas prácticas solo demuestran que no siguen el BUDO y por lo tanto no son nada en este mundillo.

Y no olvidéis que vale mas pecar de humildad que de soberbia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario